Inicio / EMPRENDEDORES / Funcionarios de Producción visitaron a emprendedores de Macachín

Funcionarios de Producción visitaron a emprendedores de Macachín

Detrás de cada artículo o servicio que llega a la góndola o al público ya sea de la región, el país o los mercados internacionales, hay muchas horas acumuladas de intenso trabajo. Así lo confirmaron distintos emprendedores de Macachín durante una recorrida llevada a cabo por funcionarios del Ministerio de la Producción y del municipio local.

“Todos los trabajos que se hacen acá son sacrificados, porque tenemos poco espacio y muchísima tarea”, señalaron a modo de introducción Oscar San Martín y Maximiliano Sonemberg, de 35 y 36 años respectivamente, a la directora de Asistencia Técnica y Financiera dependiente de la Subsecretaría de Industria y Comercio, Lilia Cortese.
La responsable de evaluación de créditos del Ministerio, junto a la titular del área de Producción del municipio, Sandra Gigena, visitaron emprendimientos locales en funcionamiento como también proyectos, y conversaron con emprendedores y empresarios locales. A su vez desde el Ministerio se les brindó asesoramiento y apoyo financiero utilizando las herramientas disponibles en la Provincia. La recorrida comprendió además, paradas en talleres con actividades iniciadas hace tiempo, cuyos titulares a través del municipio, solicitaron créditos para dar un salto cualitativo en su dinámica productiva.
San Martín y Sonemberg son claros ejemplos de las nuevas generaciones de emprendedores y, en este caso, parte del recambio generacional en el rubro metalúrgico de la zona. En su modesto pero activo taller colocaron varias máquinas para desempeñar tareas relacionadas a la tornería, herrería integral, zinguería, plegado de chapas y soldadura. Atienden en Macachín pero reciben pedidos desde toda la zona.
“Estamos buscando un lugar más amplio, un lugar para trabajar cómodos, queremos dar un salto de calidad”, coincidieron ante la funcionaria que deberá evaluar la posibilidad de un crédito promocional de la operatoria Galpones PyM. Ambos jóvenes convirtieron el taller en un ámbito de instrucción, ya que varios estudiantes de la escuela técnica local, realizaron pasantías allí.
“La idea es ver en cada proyecto productivo en marcha o a quienes piensan en independizarse a futuro, de qué manera podemos ayudarlos con las herramientas financieras que disponemos en el Ministerio”, señaló Cortese.
“Estamos convencidos de que la mejor forma de resolver a favor de un pedido es venir al lugar, hablar directamente con los jóvenes para escuchar sus inquietudes y proyectos”, agregó.
Y continuó detallando que “dentro del Ministerio contamos con financiamiento proveniente de la Ley de Promoción de Actividades Económicas que trabajamos desde la Subsecretaría de Industria y también tenemos una amplia variedad de líneas con tasa subsidiada en el Banco de La Pampa, con las cuales prácticamente abarcamos todos los rubros, todos los sectores de la economía con distintos destinos o inversiones que se quieran realizar, y otras líneas que bajan desde el Consejo Federal de Inversiones (CFI), un organismo nacional que maneja fondos de la Provincia”.
Galpones PyM, especificó, “es una línea para construir espacios de resguardo para las maquinarias, el monto máximo es de 800 mil pesos y, dentro de las cláusulas para percibirlo, una de las principales es que el postulante tenga el terreno, además de otros requerimientos administrativos”.
En ese contexto Cortese visitó otros cuatro vecinos de la localidad con inquietudes de ampliar su capacidad de producción y obtener un resguardo de sus recursos tecnológicos. “Son visitas previas que hacemos a los postulantes y además aprovechamos para seguir de cerca las operatorias. El primer paso para el emprendedor es consultar y exponer su idea ante el municipio, la evaluación posterior la hacemos nosotros, luego definimos el monto. Pero también los postulantes nos pueden hacer llegar sus inquietudes a la oficina de Asistencia Técnica y Financiera del Ministerio de la Producción en Casa de Gobierno, allí los podemos asesorar personalmente, por teléfono o vía mail”, explicó Cortese.

Un taller de inyección de automotores, otro de mecánica pesada, una fábrica de aberturas de aluminio, otro de reciclado y mantenimiento de materiales para construcción en seco y de chapa y pintura, fueron los lugares donde las funcionarias recalaron para escuchar las inquietudes. Sin importar la etapa del proyecto o la formalidad que tenga, desde el Gobierno de La Pampa el esfuerzo pasa por brindar herramientas para el crecimiento del proyecto, servicio o producción de algún producto.

Jóvenes emprendedores

El crecimiento de los jóvenes y el ingreso al mercado laboral marcan una etapa clave de la vida. Pero la juventud, con la llegada de nuevas ideas, enfoques y formas de concebir la cultura del trabajo, busca oportunidades en el emprendedurismo. Es que cada vez más jóvenes en La Pampa, buscan abrirse un camino produciendo, valiéndose de sus propias herramientas y ritmo de trabajo para sostenerse económicamente.
Queda claro que la juventud no está tomando la ejecución de sus propios proyectos productivos como una opción, sino como una elección. Antes era la única opción para la subsistencia, que si bien sigue siendo el eje, muchas emprendedoras y emprendedores eligen que su forma de trabajo sea a través de actividades autogestionadas.
La propuesta desde el Gobierno, pasa por acompañar a los emprendedores jóvenes en el camino para establecer su proyecto, a través de la capacitación, formación y apertura de espacios de comercialización.
Además de la voluntad de mejorar los productos, estrategias de comercialización y buscar la forma de que sean sustentables, se intenta brindar las herramientas de financiamiento más flexibles o que estén adecuadas a lo que esta parte de los emprendedores necesita. “Buscamos un lugar para trabajar, para dar el salto de calidad”, resumieron dos jóvenes solicitantes de un apoyo para construir un galpón.
En ese lugar, afirman, proyectan reconvertir su taller para lograr sacar sus productos en un solo ciclo. “Hoy hacemos una parte en un lugar y el resto en otro, así perdemos tiempo. Dentro de un galpón más grande sacaremos el producto sin salir del espacio”, cuentan a modo de ejemplo Oscar y Maximiliano, seguramente herederos de los primeros metalúrgicos de la zona. “No lo voy a mal invertir, cada peso pedido tendrá un destino concreto”, aseguró otro emprendedor que pretende levantar un galpón para resguardar costosas maquinarias que hoy tiene al aire libre.

Compruebe también

Moralejo encabezó la 64° Exposición Rural de Realicó

“Las cosas y las crisis no ocurren porque sí sino por acción o por omisión¨, …

2° Encuentro Nacional de Robótica en General Pico

Más de 150 alumnos de unas 25 escuelas forman parte del evento con 73 robots. …

Dejanos tu comentario